Sensualidad | Hombre Mujer Salud Belleza Tendencias Mamá y Bebe Noticias
Portada Mamá y Bebé

Quedar embarazada
Consejos para saber el mejor momento para que sea más fácil quedarse embarazada

 
  enviar
 
imprimir

Cuándo quedarse embarazada
Foto: Bethany Brown
Foto: Bethany Brown


El quedarse embarazada (concepción) ocurre cuando el esperma del hombre fecunda el óvulo de una mujer. Para algunas mujeres, esto sucede rápidamente, pero para otras se necesita más tiempo. De cada 100 parejas que intentan tener un bebé, de un 80 al 90 % quedan embarazadas en un año. Al resto le cuesta más tiempo, o puede necesitar ayuda para concebir.

Para entender la concepción y el embarazo, es muy útil saber acerca de los órganos sexuales masculinos y femeninos, y entender cómo funcionan el ciclo menstrual de la mujer y los períodos.

El ciclo menstrual se cuenta desde el primer día de la menstruación. Algún tiempo después del período se vuelve a ovular, y luego alrededor de 12 o 14 días después de este se menstrua otra vez. El ciclo menstrual tiene de media 28 días, pero puede haber ciclos más cortos o más largos.

El mejor momento para quedar embarazada

Hay mayor probabilidad de quedar embarazada si se tienen relaciones sexuales en un día o así de la ovulación (la liberación de un óvulo del ovario). La ovulación ocurre generalmente alrededor de los 14 días después del primer día de su último período. Un óvulo vive de 12 a 24 horas después de ser liberado. [ Le recomendamos leer lo que tienes que saber sobre cuándo hacerse una prueba de embarazo ]

Para que ocurra el embarazo, el óvulo debe ser fecundado por un espermatozoide dentro de este tiempo. Si se desea quedar embarazada, tener relaciones sexuales cada dos días significará que siempre hay espermatozoides esperando en las trompas de Falopio para encontrarse con el óvulo cuando sea liberado.

Los espermatozoides pueden vivir hasta siete días dentro del cuerpo de la mujer. Así que si se han tenido relaciones sexuales en los días previos a la ovulación, los espermatozoides no habrán tenido tiempo para viajar por las trompas de Falopio a "esperar" a que el óvulo sea liberado. Es difícil saber con exactitud cuándo ocurre la ovulación, a menos que se esté practicando la planificación familiar natural, o de conocimiento de fertilidad. 

Los  órganos sexuales masculinos

El pene se compone de tejido eréctil. Este tejido actúa como una esponja y, cuando se llena de sangre, el pene se vuelve duro y erecto. Los hombres tienen dos testículos, que son las glándulas donde el esperma se hace y se almacena. Los testículos están contenidos en una bolsa de piel que cuelga fuera del cuerpo, llamada escroto.

En los órganos sexuales masculinos, el escroto ayuda a mantener los testículos a una temperatura constante, justo por debajo de la temperatura del resto del cuerpo. Esto es necesario para que el esperma se produzca. Cuando hace calor, el escroto cuelga, lejos del cuerpo para ayudar a mantener los testículos frescos. Cuando hace frío, el escroto se contrae, más cerca del cuerpo para mantener el calor. Dos tubos, llamados conductos deferentes, llevan los espermatozoides desde los testículos a la próstata y a otras glándulas. Estas glándulas segregan las secreciones que se eyaculan, junto con los espermatozoides. La uretra es un tubo que sigue la longitud del pene desde la vejiga, a través de la glándula de la próstata a una abertura en la punta del pene. Los espermatozoides viajan por este tubo cuando se eyacula.

Los órganos sexuales femeninos

El sistema reproductor de la mujer está compuesto por dos órganos externos e internos. Estos órganos se encuentran en lo que se conoce generalmente como el área de la pelvis, la parte del cuerpo por debajo del ombligo.

Los órganos externos son conocidos como la vulva. Esto incluye la apertura de la vagina, los labios internos y externos (labios mayores) y el clítoris.

Los órganos internos de la mujer se componen de:

La pelvis: es la estructura ósea alrededor de la zona de la cadera, por donde el bebé pasa cuando nace.

Matriz o útero: el útero es del tamaño y forma de una pequeña, pera invertida. Está hecho de músculo y crece en tamaño a medida que el bebé crece dentro de él.

Trompas de Falopio: éstas conducen desde los ovarios al útero. Los óvulos son liberados de los ovarios a las trompas de Falopio cada mes, y aquí es donde ocurre la fecundación. 

Ovarios: hay dos ovarios, cada uno del tamaño de una almendra, que producen los óvulos, o huevos. 

Cuello uterino: este es el cuello de la matriz. Está normalmente casi cerrado, con sólo una pequeña abertura por la cual la sangre pasa durante el período menstrual. Durante el parto, el cuello uterino se dilata (se abre) con el fin de permitir que el bebé pase desde el útero hacia la vagina.

Vagina: la vagina es un tubo de aproximadamente 8 cm de largo, que conduce desde el cuello uterino a la vulva, donde se abre entre las piernas. La vagina es muy elástica por lo que se puede estirar fácilmente alrededor del pene de un hombre, o alrededor de un bebé durante el parto.

El ciclo menstrual de la mujer

La ovulación ocurre cada mes cuando se libera un óvulo de uno de los ovarios. De vez en cuando, más de un óvulo es liberado, por lo general dentro de las 24 horas del primer huevo. Al mismo tiempo, el revestimiento del útero comienza a engrosarse y el moco en el cuello uterino se vuelve más delgado para que el esperma pueda nadar a través de él con más facilidad.

El óvulo comienza a viajar lentamente por las trompas de Falopio. Si un hombre y una mujer han tenido recientemente relaciones sexuales, el óvulo puede ser fecundado por un espermatozoide aquí. El revestimiento del útero es entonces lo suficientemente grueso como para que el huevo sea implantado en él después de haber sido fecundado.

Si el óvulo no es fecundado, se sale del cuerpo durante el período menstrual de la mujer, junto con el revestimiento del útero, que también es expulsado. El óvulo es tan pequeño que no se puede ver cuando se expulsa durante la menstruación. 

Las hormonas del embarazo

Las hormonas son sustancias químicas que circulan en la sangre de los hombres y las mujeres. Llevan mensajes a diferentes partes del cuerpo, regulan ciertas actividades y causan que ciertos cambios tengan lugar. Las hormonas femeninas, en las cuales se incluyen el estrógeno y la progesterona, controlan muchos de los acontecimientos del ciclo menstrual de la mujer, tales como la liberación del óvulo desde el ovario y el engrosamiento de la mucosa del útero.

Durante el embarazo, los niveles hormonales cambian. Tan pronto como se ha concebido, la cantidad de estrógeno y progesterona en la sangre aumenta. Esto hace que el revestimiento del útero se pueda construir, el suministro de sangre en el vientre y los pechos aumente y los músculos del vientre se relajen para dejar espacio para el crecimiento del bebé. [ Lea los 3 signos y síntomas del embarazo ]

El aumento de los niveles hormonales puede afectar a cómo se siente. Puede sufrir cambios de humor, sentirse llorosa o ser fácilmente irritable. Durante un tiempo, puede ser difícil controlar las emociones, pero estos síntomas deben disminuir después de los tres primeros meses de embarazo.

¿Será  un niño o una niña?

Tanto el esperma del hombre como el óvulo de la mujer juegan un papel en la determinación del sexo de un bebé. Cada célula humana normal contiene 46 cromosomas (23 pares), excepto las del esperma masculino y los óvulos femeninos. Ellos contienen 23 cromosomas cada uno. Cuando un espermatozoide fecunda un óvulo, los 23 cromosomas del padre se unen a la 23 de la madre, por lo que suman 46 en total.

[ Lea el artículo Cómo saber si estás embarazada y los sentimientos de la embarazada, es interesante ]

Cromosomas X e Y

Los cromosomas son las estructuras filiformes diminutas que llevan cada una alrededor de 2.000 genes. Los genes determinan las características heredadas de un bebé, como el pelo y el color de los ojos, grupo sanguíneo, estatura y complexión.

Un óvulo fecundado contiene un cromosoma sexual de la madre y otro del padre. El cromosoma sexual del óvulo de la madre es siempre el mismo y es conocido como el cromosoma X. Pero el cromosoma sexual del espermatozoide del padre puede ser un cromosoma X o un cromosoma Y.

Si el óvulo es fecundado por un espermatozoide que contiene un cromosoma X, el bebé será una niña (XX). Si el espermatozoide contiene un cromosoma Y, el bebé será un niño (XY).

Si se decide tener un bebé, la pareja debe asegurarse de que los dos están tan sanos como sea posible. Esto incluye seguir una dieta sana y equilibrada, dejar de fumar y, para la mujer, tomar un suplemento de ácido fólico.


 




Mamá y Bebé









¿Te ha gustado este artículo?
Compártelo...

También en DoctoraYan

Etapa 3. De 13 a 16 semanas de embarazo Etapa 3. De 13 a 16 semanas de embarazo

Descripción de los cambios que se producen entre la semana 13 y 16 del embarazo tanto en la madre como en el bebé

Etapa 2. De 9-12 semanas de embarazo Etapa 2. De 9-12 semanas de embarazo

Una guía sobre los cambios que ocurren desde la semana nueve a la doce del embarazo en la madre y el bebé




Sobre Doctora Yan

Doctora Yan es una de las principales fuentes de información para las personas que desean cuidar su cuerpo sin renunciar a cuidar su salud al mismo tiempo.

Fundada en 2003, Doctora Yan tiene su sede en España y cubre los mercados de Europa, América y aquellos otros de habla hispana.
  Empresa

- Sobre nosotros
- Contacto
- Publicidad
- Prensa
- Suscripción
  Canales

-
Salud
- Belleza
- Tendencias
- Mamá y Bebe
- Noticias
- Tienda
  Webs recomendadas

- Belleza y Salud
- Medicina y Pacientes
- Cuidado de los Animales
- Turismo y Vacaciones
- Agua

Portada | doctoyayan.com | Paris - Seoul - New York - Madrid |