Sensualidad | Hombre Mujer Salud Belleza Tendencias Mamá y Bebe Noticias
Portada Mamá y Bebé

Técnica de reproducción
¿Qué es la Extracción de Esperma?

 
  enviar
 
imprimir

Procedimiento para obtener espermatozoides a partir del tejido testicular, del epidídimo o de otro segmento de la vía seminal
Padres que miran al recien nacido. Foto: Paul Watson
Padres que miran al recien nacido. Foto: Paul Watson


Es un procedimiento destinado a obtener espermatozoides a partir del tejido testicular, del epidídimo o de otro segmento de la vía seminal (conjunto de conductos que comunican el testículo con el exterior del organismo), con el fin de utilizarlos para la realización de técnicas de reproducción asistida.

¿Cuándo se recurre a la extracción espermática?

Las técnicas de extracción de espermatozoides testiculares o procedentes de la vía seminal pueden ser útiles cuando en el eyaculado no existen espermatozoides en cantidad suficiente o de calidad adecuada para ser usados en técnicas de reproducción asistida. La forma más grave de este tipo de trastornos es la ausencia de espermatozoides en el semen, denominada azoospermia.

Esta afectación grave de la calidad seminal puede ser resultado de dos tipos de trastornos:

- Alteración de la capacidad testicular de producir espermatozoides.

- Alteración del transporte de los espermatozoides desde el testículo al exterior.

Las modalidades más empleadas de extracción espermática son:

• Extracción espermática testicular mediante biopsia (TESE).

• Aspiración espermática testicular mediante punción (TESA).

• Aspiración espermática epididimaria mediante punción (PESA).

Los espermatozoides obtenidos mediante estos procedimientos pueden ser empleados con fines reproductivos de forma inmediata, o congelados para su utilización posterior

La alteración severa de la producción de espermatozoides en el testículo puede no ser completa. Ello permite que en algunos varones se conserven pequeños focos testiculares de producción espermática eficaz. En ciertos casos, realizando una biopsia de testículo es posible aislar espermatozoides con los que puede intentarse posteriormente la fecundación de ovocitos mediante técnicas de reproducción asistida.

Cuando el problema reside en la obstrucción de los conductos que conducen los espermatozoides hasta el eyaculado, el testículo suele producir espermatozoides que pueden ser extraídos más fácilmente. La situación más frecuente de este grupo es la obstrucción voluntaria producida por la vasectomía. La extracción espermática se suele realizar con éxito por medio de biopsia o de una simple aspiración del testículo o del epidídimo.

¿Cuál es el procedimiento general de la extracción y de la aspiración espermática?

La biopsia testicular es una intervención que generalmente no requiere ingreso, ya que se suele realizar con anestesia local. Consiste practicar una incisión en las capas de tejido que envuelven el testículo y extraer un pequeño fragmento de testículo. Este tejido ha de ser enviado inmediatamente al laboratorio de reproducción, donde se determinará si existen espermatozoides útiles. Si no se localizan, se suelen realizar más biopsias del mismo o de ambos testículos, hasta que se encuentran espermatozoides. Si aún así no es posible identificarlos, se dará por terminado el procedimiento, y los fragmentos extraídos se remitirán para su estudio microscópico detallado, por si éste puede aportar información de interés acerca de la causa del trastorno. La aspiración espermática y epididimaria se realizan introduciendo una aguja algo más gruesa que la usada para las inyecciones intramusculares, previa aplicación de anestesia local en la piel del escroto. Mediante aspiración con una jeringa se puede obtener una pequeña cantidad de espermatozoides, que en ocasiones son suficientes para realizar técnicas de microinyección espermática.

¿Qué posibilidades de éxito ofrecen las técnicas de extracción espermática?

a) Probabilidad de obtener espermatozoides útiles

No todos los varones con azoospermia o alteración muy severa de la concentración espermática pueden beneficiarse de esta técnica:

• Determinadas lesiones testiculares, producidas por quimioterapia, infecciones virales o alteraciones del descenso testicular, reducen de forma muy severa o eliminan totalmente la producción espermática, por lo que existen pocas posibilidades de recuperar espermatozoides. Para orientar al varón sobre la probabilidad de obtener espermatozoides es muy útil conocer la causa probable de la lesión testicular. Cuando se desconoce, o es de pronóstico incierto, pueden realizarse ciertas pruebas (análisis de sangre, cariotipo, ecografías) que proporcionan información sobre la probabilidad de hallar espermatozoides en la biopsia. Estas pruebas son de utilidad limitada, ya que, si bien su resultado anormal puede desaconsejar la biopsia, su normalidad no asegura el éxito de la intervención. En los varones con azoospermia de causa desconocida, el porcentaje de recuperación espermática con éxito se sitúa en torno al 20% de las biopsias.

• Algunas alteraciones severas de la producción y maduración espermática tienen su origen en alteraciones gené- ticas que afectan al varón. Estos trastornos pueden contraindicar totalmente el intento de recuperación espermática, u obligar a descartar la existencia de rasgos genéticos asociados en la mujer.

b) Probabilidad de obtener gestación.

El uso de espermatozoides procedentes de testículo o epidídimo para técnicas de reproducción asistida proporciona tasas de éxito muy similares a las derivadas del uso de espermatozoides de eyaculado cuando la causa de la azoospermia es obstructiva. Sin embargo, cuando la biopsia se realiza por alteraciones de la producción espermática en el testículo y se aislan espermatozoides, la calidad celular de éstos suele estar disminuida, y las tasas de fecundación y división embrionaria son generalmente menores. Ello conlleva menor probabilidad de disponer de suficientes embriones de calidad adecuada, y menores tasas de embarazo.

¿Cuáles son los riesgos relevantes de la técnica?

a) Complicaciones de las técnicas de extracción.

Los procedimientos de extracción y aspiración testicular y epididimaria producen inevitablemente una pequeña inflamación del escroto que da lugar a leves molestias durante pocos días. Como se actúa sobre un área con gran cantidad de vasos sanguíneos, no es infrecuente la aparición de hematomas, incluso realizando correctamente la técnica. El tratamiento de los hematomas de mayor tamaño puede requerir la reintervención. Las complicaciones hemorrágicas o infecciosas son muy poco frecuentes.

b) Riesgo genético.

La azoospermia debida a falta de producción testicular de espermatozoides o ciertas formas de obstrucción congénita de la vía seminal pueden ser consecuencia de alteraciones genéticas, de las que en ocasiones constituyen la única manifestación. Por tanto, en determinadas circunstancias se debe recurrir a estudios genéticos previos al intento de extracción espermática. Si se diagnostica alguna alteración genética que anula la posibilidad de recuperación espermática, esta técnica se desaconsejará de entrada. Si el varón está afectado por trastornos genéticos transmisibles, habrá que analizar el riesgo de transmisión a la descendencia de las alteraciones asociadas a su condición genética, que en ocasiones pueden ser más graves que las que el propio varón presenta. Para poder estimar adecuadamente estos riesgos, puede ser necesario el estudio genético complementario de la mujer, ya que la concurrencia de alteraciones genéticas similares en ambos miembros de la pareja podría incrementar sensiblemente la probabilidad de afectación de la descendencia.

En ocasiones, aunque los estudios genéticos sean normales, se aconseja la realización de técnicas de diagnóstico genético preimplantacional sobre los embriones obtenidos, y de técnicas de diagnóstico prenatal si se consigue una gestación evolutiva.

SEF, Sociedad Española de Fertilidad.
Madrid, España


 




Mamá y Bebé









¿Te ha gustado este artículo?
Compártelo...

También en DoctoraYan

Etapa 3. De 13 a 16 semanas de embarazo Etapa 3. De 13 a 16 semanas de embarazo

Descripción de los cambios que se producen entre la semana 13 y 16 del embarazo tanto en la madre como en el bebé

Etapa 2. De 9-12 semanas de embarazo Etapa 2. De 9-12 semanas de embarazo

Una guía sobre los cambios que ocurren desde la semana nueve a la doce del embarazo en la madre y el bebé




Sobre Doctora Yan

Doctora Yan es una de las principales fuentes de información para las personas que desean cuidar su cuerpo sin renunciar a cuidar su salud al mismo tiempo.

Fundada en 2003, Doctora Yan tiene su sede en España y cubre los mercados de Europa, América y aquellos otros de habla hispana.
  Empresa

- Sobre nosotros
- Contacto
- Publicidad
- Prensa
- Suscripción
  Canales

-
Salud
- Belleza
- Tendencias
- Mamá y Bebe
- Noticias
- Tienda
  Webs recomendadas

- Belleza y Salud
- Medicina y Pacientes
- Cuidado de los Animales
- Turismo y Vacaciones
- Agua

Portada | doctoyayan.com | Paris - Seoul - New York - Madrid |