Sensualidad | Hombre Mujer Salud Belleza Tendencias Mamá y Bebe Noticias
Portada Mamá y Bebé

Donación de gametos
¿Le cuento al niño sus orígenes? ¿Quién se lo cuenta? ¿Cuándo se lo cuento?

 
  enviar
 
imprimir

Actualmente, la investigación científica en este campo sugiere no mantener en secreto la donación de gametos


¿Cómo decidir si recurrir a donación de gametos?

La donación de gametos en parejas heterosexuales suele ser una decisión difícil y en la que se necesita tiempo para reflexionar. Consultar con un psicólogo especialista es lo más recomendable en estos casos.

Algunas de las preguntas que podrían ayudar en el proceso de reflexión son:

• ¿Por qué deseo tener un hijo?

• ¿Deseo un hijo para criarlo, darle todo mi amor, enseñarle las cosas que he aprendido, ó deseo un hijo únicamente para que pueda parecerse físicamente a mí?

• ¿Conozco el proceso de selección de donantes? ¿Conozco sus motivaciones?

En donación de gametos ¿se sugiere contarle al niño sus orígenes?

En la actualidad, son muchos los pacientes que recurren a donación de gametos para tener un hijo. Algunos por no tener pareja o pareja masculina, y otros porque sus gametos no les permiten lograr una gestación. Esto significa, que el hijo no tendrá vinculación genética con uno o ninguno de sus padres. Esta falta de vinculación genética es la base del cuestionamiento“¿Debo contarle a mi hijo sobre su origen?”, “¿Qué debo decirle?”, “¿Cómo y cuando se lo digo?”Los siguientes puntos son algunas sugerencias que consideramos útiles para tener en cuenta a la hora de tomar la decisión:

¿Se lo contamos?

En una relación afectiva lo mejor es no tener secretos, por lo que nuestra sugerencia es contarle al niño el motivo de su origen. Actualmente, la investigación científica en este campo sugiere no mantener en secreto la donación de gametos. Debemos tener en cuenta que el hecho de ocultar información crea una distancia entre quien no sabe y quien no quiere contar y que adoptar una postura de sinceridad con el niño favorecerá la relación padres-hijos. Hemos de tener presente que el amor, el cuidado, los valores y las costumbres no se transmiten genéticamente.

¿Quién se lo cuenta?

Siempre sus padres, no esperemos a que otro se lo cuente. Además, tener una idea sobre cuándo y cómo se lo contaremos, ayudará a que no nos coja por sorpresa la pregunta que siempre llega: ¿cómo me tuvisteis? ó ¿de donde vengo?

¿Cuándo se lo cuento?

A partir de los 3 años, y hasta los 8 años se considera un buen momento, ya que en esta época está comenzando a construir su identidad, su imagen de sí mismo y de los demás. Esto es, comenzar a responder cuando el niño comienza a preguntar. De esta forma, él mismo va pautando el ritmo en el que puede ir comprendiendo las respuestas. Es importante no retrasarlo a épocas como la adolescencia o pre-adolescencia, donde siempre surgen conflictos típicos de esta etapa del desarrollo.

¿Cómo se lo cuento?

Como un cuento o con analogías. Los niños pequeños suelen entender mejor lo que les explicamos, si utilizamos ejemplos que puedan comprender. Existen también cuentos ilustrados donde, de una forma sencilla el niño/a puede comprender su venida al mundo por donación de gametos. Es importante recordar que es bueno explicarle al niño lo que puede entender de acuerdo a su edad, y a medida que va pasando el tiempo ellos mismos preguntarán detalles más específicos sobre sus orígenes.

¿Por qué se lo cuento?

Porque no es más mío si no se lo cuento, y no es menos mío si se lo cuento. La carga genética que tiene un ser humano no determina sus gustos, sus formas de pensar, de sentir, de actuar y de amar. Estas características, que son los que finalmente constituyen a un ser humano, sólo se obtienen con la interacción paterno-filial, con la transmisión de valores y con la educación que le demos a nuestros hijos.

¿Deberían implicarse familiares y amigos en el tratamiento?

No necesariamente. Recordar que a cuantas más personas se les informe de lo que se está haciendo, más serán las que preguntarán, y por tanto, ante un resultado negativo, más veces habrá que repetirlo. Es importante tener siempre algún familiar cercano o amigo para poder conversar cuando nos apetece, pero es fundamental que el número de personas sea reducido.

Mujeres sin pareja masculina y parejas del mismo sexo

Estos casos difieren de los de las parejas heterosexuales que acuden a la consulta de reproducción, porque no necesariamente hay un problema reproductivo. Por tanto, la conflictiva emocional que se genera en pacientes con problemas reproductivos, no siempre se presenta.

Estas mujeres suelen presentarse en consulta:

• Muy ilusionadas y seguras de su decisión.
El proyecto de tener un hijo para las mujeres que no tienen pareja, o pareja masculina es un tópico sobre el cual han meditado. El sistema social en el que están inmersas hace que su decisión sea tomada con cautela, seguridad y estabilidad.

• Con apoyo de redes sociales, pero no siempre de redes familiares.
Lo que en ocasiones puede diferenciar a unas parejas de otras es el apoyo de las familias de origen y las redes sociales con las que cuentan. En España buena parte de estas parejas tienen dificultades al momento de comunicar a sus familias la decisión de tener un hijo y contar con ellos en el momento de su crianza, mientras que comentan recibir un constante y sólido apoyo de sus redes sociales.

• Dudas sobre cómo integrar a su pareja (de tenerla).
En el caso de las parejas homosexuales el niño estará biológicamente relacionado únicamente con una de las integrantes de la pareja, por lo que, la participación de la pareja en relación a todos los pasos del tratamiento y el apoyo que debemos incentivar en ella, resulta fundamental para poder compartir esta experiencia de pareja.En parejas del mismo sexo,

¿Es importante incentivar el rol de la madre no biológica en el tratamiento?

Sí. Si bien el tratamiento se realizará sobre una de las dos mujeres, es fundamental que su pareja la acompañe y participe de todo el proceso, ya que el proyecto y el deseo de ser madres es de las dos. La madre no biológica cumplirá un rol fundamental en el desarrollo y la crianza de ese niño, desde que se produce la gestación.

SEF, Sociedad Española de Fertilidad. Madrid, España


 




Mamá y Bebé









¿Te ha gustado este artículo?
Compártelo...

También en DoctoraYan

Etapa 3. De 13 a 16 semanas de embarazo Etapa 3. De 13 a 16 semanas de embarazo

Descripción de los cambios que se producen entre la semana 13 y 16 del embarazo tanto en la madre como en el bebé

Etapa 2. De 9-12 semanas de embarazo Etapa 2. De 9-12 semanas de embarazo

Una guía sobre los cambios que ocurren desde la semana nueve a la doce del embarazo en la madre y el bebé




Sobre Doctora Yan

Doctora Yan es una de las principales fuentes de información para las personas que desean cuidar su cuerpo sin renunciar a cuidar su salud al mismo tiempo.

Fundada en 2003, Doctora Yan tiene su sede en España y cubre los mercados de Europa, América y aquellos otros de habla hispana.
  Empresa

- Sobre nosotros
- Contacto
- Publicidad
- Prensa
- Suscripción
  Canales

-
Salud
- Belleza
- Tendencias
- Mamá y Bebe
- Noticias
- Tienda
  Webs recomendadas

- Belleza y Salud
- Medicina y Pacientes
- Cuidado de los Animales
- Turismo y Vacaciones
- Agua

Portada | doctoyayan.com | Paris - Seoul - New York - Madrid |