Sensualidad | Hombre Mujer Salud Belleza Tendencias Mamá y Bebe Noticias
Portada Mamá y Bebé

Quedar embarazada
Las 2 vitaminas imprescindibles y los suplementos alimenticios en el embarazo

 
  enviar
 
imprimir

Las vitaminas que es totalmente necesario tomar durante el embarazo, sobre todo si se sigue alguna dieta restringida.
Foto francoiskarm
Foto francoiskarm


Los suplementos vitamínicos en el embarazo

Tener una dieta sana ayuda a obtener la mayoría de las vitaminas y minerales que se necesitan en el embarazo. Hay algunas vitaminas y minerales que son especialmente importantes.

Es mejor obtener las vitaminas y minerales de los alimentos, pero cuando se está embarazada, se tienen que tomar algunos suplementos. Se recomienda tomar: 

  • 10 microgramos de  vitamina D cada día a lo largo del embarazo y si se piensa dar el pecho
  • 400 microgramos de  ácido fólico cada día - desde antes de quedar embarazada hasta tener 12 semanas de embarazo

No se deben tomar suplementos de vitamina A, o cualquiera de los suplementos que contienen vitamina A (retinol), ya que demasiada vitamina A  puede dañar al bebé.

Los suplementos se pueden encontrar en farmacias y supermercados, o el médico de cabecera se los puede prescribir. Si se toma el ácido fólico o la vitamina D en una tableta multivitamínica, asegúrese de que la pastilla no contiene vitamina A (o retinol).

[ Lee la guía de dieta sana para las embarazadas ] 

Ácido fólico antes y durante el embarazo

El ácido fólico es importante para el embarazo, ya que puede ayudar a prevenir defectos de nacimiento conocidos como defectos del tubo neural, como la espina bífida. Se debe tomar una tableta de ácido fólico de 400 microgramos cada día mientras que se está tratando de quedar embarazada y hasta 12 semanas después del embarazo. Si no se toma ácido fólico antes de la concepción, basta con comenzar tan pronto como se entere de que está embarazada. 

También se deben comer alimentos que contengan folato (la forma natural del ácido fólico), como las verduras de hoja verde y el arroz integral. Algunos cereales para el desayuno, panes y margarinas también tienen ácido fólico.

Dosis más alta de ácido fólico

Algunas mujeres tienen mayor riesgo de tener un embarazo afectado por un defecto del tubo neural, y se les recomienda tomar una dosis de 5 miligramos (5 mg) de ácido fólico todos los días hasta que se cumplan 12 semanas de embarazo. Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo su embarazo sea afectado por un defecto del tubo neural si:

  • su pareja tiene un defecto del tubo neural 
  • han tenido un embarazo previo afectado por un defecto del tubo neural
  • su pareja tiene antecedentes familiares de defectos del tubo neural
  • tienen diabetes
  • tienen mucho sobrepeso, con un índice de masa corporal (IMC) superior a 30

Además, las mujeres que están tomando medicamentos antiepilépticos deben consultar a su médico de cabecera, ya que también pueden necesitar tomar una dosis más alta de ácido fólico.

Si se encuentra en cualquiera de estas situaciones, hable con su médico de cabecera, ya que le puede prescribir una dosis más alta de ácido fólico. Su médico de cabecera o comadrona también pueden recomendarle pruebas de detección adicionales durante su embarazo.

[ Un artículo que te interesará es el de las claves para evitar el sobrepeso en las embarazadas ]

La vitamina D en el embarazo

La vitamina D regula la cantidad de calcio y fosfato en el cuerpo, que son necesarias para mantener los huesos y dientes sanos.

La vitamina D es necesaria durante el embarazo para proporcionarle al bebé la vitamina D suficiente durante los primeros meses de su vida. Se deben tomar 10 microgramos de vitamina D cada día cuando se esté embarazada y si se piensa dar el pecho.

En los niños, no tener suficiente vitamina D puede causar que sus huesos se debiliten y les puede llevar al  raquitismo (una enfermedad que afecta el desarrollo óseo en los niños).

La vitamina D se puede encontrar de forma natural en el pescado azul (como el salmón, la caballa y las sardinas), los huevos y la carne. Algunos fabricantes agregan vitamina D a algunos cereales para el desayuno, productos de soja, algunos productos lácteos, leche en polvo y productos grasos para untar como la margarina.

La mejor fuente de vitamina D es la luz solar del verano. La cantidad de tiempo que necesita el sol para producir suficiente vitamina D es diferente para cada persona y depende de cosas como el tipo de piel, la hora del día y la época del año. Sin embargo, no hay que tomar el sol: la cantidad de sol que se necesita para producir suficiente vitamina D es menor que la cantidad que causa el bronceado o las quemaduras. Si se tiene la piel oscura o se lleva siempre cubierta, puede haber riesgo de deficiencia de vitamina D.

Hierro en el embarazo

Si hay deficiencia de hierro, probablemente se tendrá cansancio y  anemia. La carne magra, verduras de hoja verde, frutos secas y nueces contienen hierro. Si se desea comer cacahuetes o alimentos que contienen cacahuetes (como la mantequilla de cacahuete) durante el embarazo, puede hacerlo como parte de una dieta sana y equilibrada a menos que se sea alérgica a ellos o un especialista le aconseje no hacerlo. Muchos cereales para el desayuno están fortificados con hierro. Si el nivel de hierro en la sangre es bajo, el médico de cabecera o comadrona le aconsejarán tomar suplementos de hierro.

La vitamina C en el embarazo


La vitamina C protege las células y ayuda a mantenerlas sanas. Una dieta equilibrada con frutas y verduras, como el brócoli, cítricos, tomates, pimientos, y las grosellas negras, puede proporcionar toda la vitamina C que se necesita.  

El calcio en el embarazo


El calcio es vital para que los huesos y los dientes del bebé se formen correctamente. Los productos lácteos y el pescado con espinas comestibles - como las sardinas - son ricos en calcio. Los cereales para el desayuno, los frutos secos - como los higos y albaricoques - el pan, las almendras, el tofu (una proteína vegetal hecha a partir de semillas de soja) y las verduras de hoja verde - como el berro, el brócoli y la col rizada - son otras buenas fuentes de calcio. 

[ Lee los 3 ejercicios que debes practicar durante el embarazo ]

Las dietas alternativas en el embarazo

Una dieta vegetariana variada y equilibrada debería aportar los nutrientes necesarios durante el embarazo. Sin embargo, puede que resulte difícil obtener suficiente hierro y vitamina B12. Pero una matrona o médico puede decirle cómo asegurarse de que está recibiendo la suficiente cantidad de hierro y vitamina B12. Si se sigue una dieta vegetariana (eliminar todos los productos animales de la dieta), u otro tipo de dieta restringida debido a la intolerancia a los alimentos (por ejemplo, una dieta libre de gluten por ser celíaco) o por razones religiosas, hable con su partera o médico de cabecera. Pida que le sea recomendado un nutricionista para que le aconseje sobre cómo asegurarse de que está recibiendo todos los nutrientes que necesita usted y el bebé.


 




Mamá y Bebé









¿Te ha gustado este artículo?
Compártelo...

También en DoctoraYan

Etapa 3. De 13 a 16 semanas de embarazo Etapa 3. De 13 a 16 semanas de embarazo

Descripción de los cambios que se producen entre la semana 13 y 16 del embarazo tanto en la madre como en el bebé

Etapa 2. De 9-12 semanas de embarazo Etapa 2. De 9-12 semanas de embarazo

Una guía sobre los cambios que ocurren desde la semana nueve a la doce del embarazo en la madre y el bebé




Sobre Doctora Yan

Doctora Yan es una de las principales fuentes de información para las personas que desean cuidar su cuerpo sin renunciar a cuidar su salud al mismo tiempo.

Fundada en 2003, Doctora Yan tiene su sede en España y cubre los mercados de Europa, América y aquellos otros de habla hispana.
  Empresa

- Sobre nosotros
- Contacto
- Publicidad
- Prensa
- Suscripción
  Canales

-
Salud
- Belleza
- Tendencias
- Mamá y Bebe
- Noticias
- Tienda
  Webs recomendadas

- Belleza y Salud
- Medicina y Pacientes
- Cuidado de los Animales
- Turismo y Vacaciones
- Agua

Portada | doctoyayan.com | Paris - Seoul - New York - Madrid |